La “stalker” que hay en mí -en varias palabras-

sdr

Situación

Una tiene sus figuras míticas: esos seres que viven en el Parnaso donde nosotros los mortales no tenemos cabida. Los que me conocen saben perfectamente que George Clooney  -y no solo por guapo- pertenece a ese grupito, Joan Manuel Serrat también, ha ingresado al grupo, hace poco, Yuval Harari.  Pero, los que me conocen más, saben que hace décadas soy una fiel admiradora de Rosa Montero (RM),  y la sigo en las redes. Entonces, este post va dedicado a contar lo que pasó el día de la foto que acompaña la historia y a compartir con ustedes un lado oscuro: dentro de mí, hay una acosadora.

Yo sabía que este año RM venía a la FIL pero por esos azares del destino me iba a ser imposible ir a verla. Entonces, en el mundo de la fantasía (y la mía es recontra creativa) pensaba que qué lindo sería conocerla, conversar con ella un segundo, regalarle uno de mis libros… ¿Qué les puedo decir? Un tontería para ustedes, quizás… Pero obviamente borré la idea porque era imposible.

El FB me entrega una foto del muro de RM, que como siempre coloca la imagen que ve desde la habitación del hotel cuando está fuera de Madrid. En ella deduzco que está hospedada en Los Delfines. Mmm, pienso, cómo haríamos. ¿Qué sería, no? ¡qué ilusa! Borro la idea, delete, delete.

Pero la idea no se quiso ir… ¡maldita!

Esa mañana dejé que el instinto -y harta dosis de adrenalina-   guiara mi mano y saqué un libro de Visiones compartidas,  agregué el que le publicamos a Tatjana –su historia en la que cuenta su salida de la antigua Yugoslavia después de la II Guerra Mundial- , escribí una nota, los metí en un sobre bien ceremonioso y decidí ir al hotel para dejarlo en recepción. Antes de salir de mi casa, agarré mi libro Nosotras –historias de mujeres y algo más , recién publicado en mayo de este año, porque pensé: por ahí que el destino me la pone en la mira y tengo los ovarios suficientes para pedirle un autógrafo.

Dificultades y señales

  1. Encontrar sitio para dejar mi carro. No obstante, pensé que si ya llegaba hasta allá, estacionaría lo más cerca posible y caminaría muy resuelta (como quien dice, empoderada)  hasta mi destino. Primera señal: estacionamiento frente al hotel, √.
  2. Que no hubiera algún impedimento de seguridad en la puerta -pura paranoia-. Para ello puse mi cara de turista (no sé cómo será caradeturista) y entré con mucha resolución. Escogí la puerta giratoria que no tenía guardia de seguridad. Segunda señal: estaba dentro. √
  3. Confiar en que el encargo llegará a su destino. Cuando ingresé al hotel la vi en la cafetería/bar…¡Oh por Dios! Sin embargo, no tuve el valor de acercarme, me vino un ataque de vergüenza de aquellos que nadie me cree. Me dirigí muy digna a la recepción para dejar el paquete, rogando mentalmente que el encargado no me tomara por una loca saboteadora que dejaba un paquete sospechoso. Era algo así como sentirme la espía de Kaos (remember Súper agente 86). El joven, un encanto de varón que me atendió como si yo fuera una de las Kardashians. Tercera señal: Esto va a fluir.
  4. Me ahorro el diálogo con el joven, le conté mi vida y le hice jurar que el paquete con los dos libros llegaría a manos de MI autora preferida, pero que no me atrevía a pedirle el autógrafo. Me calmó con mucha paciencia y trató de animarme (muerto de risa) diciéndome: Señora, vaya… si ya llegó hasta acá…. Y yo que seguía con el nomeatrevo nomeatrevo. Cuarta señal: tengo un animador. √
  5. Sin embargo….. salí del hotel. Sí, me fui. Me quedé congelada en la puerta, sola, dubitativa, carcomiendo mis pensamientos, entre el nomeatrevo nomeatrevo y la voz que me decía: Señora, vaya… si ya llegó hasta acá…. Cuando encontré la mirada del caballero de seguridad, entiéndase que medía 1.90 mts (obviamente que yo miraba hacia arriba) y le dije: No sé qué hacer, está mi autora preferida dentro y quiero su autógrafo y nomeatrevo nomeatrevo nomeatrevo nomeatrevo. Respuesta desde las altas alturas: señora, vaya. No tenga miedo. Quinta señal: tengo DOS animadores √. No los puedo defraudar.
  6. Me acerqué. En la mesa tres varones y ELLA. Estaban grabando una entrevista, entonces bien BIEN solapa, le dije a uno de los chicos al oído: no seas malo, cuando acaben me avisas para que me firme mi librito.  Pulgar arriba, me es suficienteSexta señal: tengo un cómplice. √
  7. Volando me fui a la barra y le rogué al mozo que me sirviera un café que aunque no sabía si me lo iba a tomar, necesitaba un pretexto para esperar y obviamente, le conté la versión breve de toda la historia (breve, les juro). Me senté frente a ellos, unos tres metros de distancia. En esos momentos empecé a sentir la adrenalina que deben sentir los acosadores. Sétima señal: llegó el café y el mozo me dijo: ¡suerte! √

Finale -presente histórico-

Casi al final de la entrevista, mi cómplice hace un giro de cabeza y me mira. Por esas razones inexplicables Rosa Montero también gira la cabeza y también me mira (¡oh por Dios!) y le digo: estoy de voyerista de la entrevista, mientras que levanto el libro. Ella me dice: ¿quieres que te lo firme? ay cariño, por supuesto que te lo firmo, ven para acá. Y yo, lo único que hago es pedirle disculpas, y justificar mi actitud, y que nunca he hecho esto y que bla bla bla y ella me calma. Me da dos besazos bien castizos y me abraza (¡oh por Dios!) Me entrega el libro y se toma la foto conmigo. Tiemblo.

Salgo del hotel, sin creer lo que he vivido. En serio. Le sonrío al de seguridad y le agradezco; me sonríe y me regala otro pulgar arriba. Camino hacia mi carro, sigo temblando.

Hoy la tierra y los cielos me sonríen;

hoy llega al fondo de mi alma el sol;

hoy la he visto…, la he visto y me ha mirado…

¡Hoy creo en Dios!

pd. Vale el guiño a Gustavo Adolfo Bécquer, nunca tan preciso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s